miércoles, 8 de julio de 2009

Crónicas Huachanas por Raúl Heraud.

El autor de "El Arte de la Destrucción".

Crónicas Huachanas

Por Raúl Heraud

Aunque los primeros sucesos del día viernes 3 de julio, a las afueras de la Casona de San Marcos, en pleno Parque Universitario, hicieron pensar que el viaje a la cercana y querida ciudad de Huacho no sería como esperábamos debido a la ausencia de algunos amigos y la perdida de la billetera y documentos de Joe Montesinos -quien estuvo a punto de no acompañarnos con el viaje- llegamos por fin, vía camión (porque bus no era) pasadas las diez de la noche al Coffee Book “La Casa de Cartón”. Café literario dirigido por el poeta Josué Barrón. El ambiente del lugar y la calidez de la gente que aguardaba desde hacía ya unas horas a los poetas provenientes de Lima fue suficiente motivo para olvidar los hechos antes relatados. “La Casa de Cartón” más que un simple espacio nocturno, es una propuesta cultural que abrió sus puertas hace cuatro meses con la finalidad de brindarle a su gente la posibilidad de conocer las movidas artísticas y culturales que se están dando en este momento, no sólo en dicha ciudad sino en todo el Perú, a través de conciertos en vivo, presentaciones de libros, recitales de poesía, etc. Aunque el proyecto apenas comienza a caminar, fuimos testigos de la gran aceptación por parte del público y es que sabemos que Josué Barrón tiene pensado implementar en un tiempo no muy lejano una sala de video y una biblioteca donde todo el que desee podrá acercarse a ver de una buena película y leer un libro.

La noche del viernes se abrió con la presentación del poemario “Ciudad Sitiada” de Roberto Salazar, ex - integrante del desaparecido grupo Neón, para luego dar paso a la lectura de poemas por parte de William Gonzáles, Jorge Flores, Michael Jiménez, Joe Montesinos, Julio Benavides, César Pineda y Raúl Heraud. Los tragos, la tertulia y la música fueron luego el matiz tras la avanzada noche en la que un inspirado Michael Jiménez hacía delirar a los noctámbulos (en especial a César Pineda) con sus desenfrenadas historias de alcoba.

A la mañana siguiente el puerto nos recibió con su inagotable vista desde el malecón. Un buen ceviche en el Terminal Pesquero fue la mejor forma de brindarle un homenaje a tanta belleza natural que se veía en ese día. A medida que transcurrían las horas y las cervezas iban y venían, las conversaciones sobre viajes, recitales y países fueron el plato de fondo aquella opípara tarde, pero su punto más alto llegó cuando Roberto Salazar narró cómo un desenfadado Rimbaud tiraba al tacho toda una exhaustiva crítica literaria con la hilarante frase : CALLA VIEJO HUEVÓN… Hecho que incitó a que todos nos pusiéramos a reír.

La noche del sábado trajo a esta ciudad al joven narrador Christian Reynoso, sobrino de Oswaldo, quien nos mostró también su novela “Febrero Lujuria”. La presentación estuvo a cargo del poeta Josué Barrón. Más tarde se presentó la revista “Estentórica” del poeta Joe Montesinos. César Pineda -quien estuvo a cargo de los comentarios- se despachó a sus anchas ante la atenta mirada del público que abarrotó el lugar. Posteriormente, como para cerrar la noche poética fueron apareciendo a escena, uno por uno, los expectantes Julio Benavides, Joe Montesinos y Michael Jiménez, para dar paso nuevamente a César Pineda, Roberto Salazar, Josué Barrón, Raúl Heraud y finalmente William Gonzáles con su frágil poesía. Como no podía ser de otra manera y para el deleite de Pineda -amante del buen comer- acudimos todos al chifa de turno (costumbre que adquirimos los poetas limeños hace ya algún tiempo en el que luego de recitales y abundante cerveza intentamos cerrar con broche de oro las desenfrenadas veladas literarias). Perdidos en medio de la virginal noche huachana intentamos hacer que ésta nos siga siendo propicia, colándonos en un matrimonio con pinta de quinceañero y luego escabulléndonos dentro de una fiesta familiar en plena calle con mariachis y borrachos de turno. La excursión finalizó con una estridente tocada rockera y anécdotas de todo tipo.

El día domingo partimos de regreso, previo desayuno con salchicha de Huacho y con la certeza de saber que “La Casa de Cartón” tiene para rato.

Una mención especial para Michael Jiménez que con esa singular propuesta llamada “Descentralización Poética” augura nuevos viajes a lo largo del país, en la cual todos están cordialmente invitados.

¡Salud, poetas!

Aquí algunas fotos:

El poeta Roberto Salazar en la presentación de su libro "Ciudad Sitiada" al lado del poeta Josué Barrón.

El turno del poeta Jorge Flores junto a Michael Jiménez.

César Pineda al inicio de su lectura poética.

En lectura de sus textos Julio Benavides.

En lectura de sus textos el poeta William Gonzales junto a Julio Benavides y Joe Montesinos.

En amena charla en otro ambiente del local "Casa de Cartón".

La música no podía faltar y eso la puso la dulce Thali con sus románticos temas.

Nota:

Agradecemos amablemente las fotos enviadas y tomadas por el poeta Josué Barrón.

5 comentarios:

Michael dijo...

que niña caray...

y sobre las historias de alcoba, que no se haga el loco raul, porque el si que las contó... y tú César que bien alistabas orejas

César Pineda Quilca (Perú) dijo...

Jajaja. Saludos a los poetas y a toda esa gente que estuvo por allí. Huacho fue más que una simple y bonita experiencia ¿Sì o no, Michael?

Michael dijo...

mucho más, ahora viene Chiclayo, se apuntan?

Raul Heraud dijo...

Michael.... hay más historias todavía, esas las cuento en chiclayo, como diaría Cesar : Te conviene!!!!!!!!!!! jajajaja

Michael dijo...

jaja... Cesar se quedó con hambre porque el chaufa del chifa de la última noche le quedo chicote...