lunes, 8 de febrero de 2010

CÉSAR VALLEJO AHORA EN QUECHUA Y AYMARA.


“CÉSAR VALLEJO AHORA EN QUECHUA Y AYMARA”

César Vallejo será siempre un poeta estudiado, asediado y analizado por las generaciones de todos los tiempos, debido a que se trata de un poeta de la condición humana. Las traducciones que se han hecho a casi todos los idiomas del mundo, demuestra no sólo la calidad de su poesía, verdadero aporte a la construcción de un mundo en el que no haya dolor humano ni diferencias sociales entre seres humanos y se establezca una distinta forma de vida.

El mérito del acierto corresponde al embajador Fernando Rojas Samanez, quien con la iniciativa puso un sello notable a su desempeño como representante del Perú en Bolivia, al hacer posible que Vallejo fuera traducido, para niños y jóvenes de hablan quechua y aymara. El texto, con 12 poemas en español traducidos, será enviado a escuelas y colegios rurales, donde se enseña a leer y escribir en esos idiomas, como una acción de la interculturalidad a cargo de profesores bilingües.

El logro editorial integracionista del diplomático ha sido destacado editorialmente por los diarios “La Razón” y “La Prensa” de la ciudad de La Paz, que coincidieron en elogiar el desempeño del diplomático, pese a lo difícil de su misión, por las diferencias políticas entre los dos gobiernos.

En el Perú, hacia 1930, Andrés Alencastre tradujo a Vallejo al quechua y Mario Franco Inojosa lo hizo al aymara. Las diversas traducciones que se han hecho después reflejan la manera de escribir de cada época, sobre todo la utilización anárquica de las grafías, hasta que se adoptó el Alfabeto Fonémico Universal que es el que usa en la educación intercultural en los países andinos.

En el 2008 en la Feria Internacional del libro de Turín, Antonio Melis presentó la obra completa de César Vallejo traducida al italiano en presencia de la viuda de Roberto Paoli, de Riccardo Badini y de Lucía Lorenzini. La idea que Vallejo fuera traducido para la Feria de Turín al quechua y al aymara, fue de Antonio Melis.

Entonces hubo un recital en español y Tania Libertad cantó poemas de Vallejo. Quien suscribe esta crónica tradujo y leyó a Vallejo en aymara y luego vino la lectura de varios poemas en quechua. Pero esos antecedentes de ninguna manera restan mérito alguno a la acción cultural y diplomática del embajador Rojas Samanez. JLA.

07/02/2010

Fuente:
Diario La Primera”