lunes, 16 de enero de 2017

“MAR ULTERIOR” POR MIGUEL ILDEFONSO.




“MAR ULTERIOR”

Por: Miguel Ildefonso

Parix Cruzado nació en Trujillo en 1979, es autor del poemario Veintiocho (2013) y acaba de publicar un libro: Mar ulterior. Son veintiocho poemas divididos en cinco secciones: Mar inicial, Sobre, Sueño de las bocas abiertas, Oficio y Mar ulterior. Sin lugar a dudas la costa norte peruana siempre da buena poesía; no necesita de la algarabía de la capital para producir buena literatura, aun cuando no cuenta con buenos recursos editoriales. Buen trabajo, por ello, de Ediciones OREM que dirige Oscar Ramírez por dar a conocer, por ejemplo, este trabajo de Parix Cruzado. Aquí transcribo el poema inicial de esta poesía que recoge del mar sus más sublimes y existenciales contemplaciones, confesiones de heridas y gozos, y vuelos de aves testigos de profundos naufragios en carros y buses varados en las carreteras del desierto.

1

El Mar es una excusa, el litoral, el ocaso, el mirador,
La libertad de las aves.
El muelle: alineación evasiva, subterfugio calado
De metal y madera. Imagen diurna:
Es posible usar el estribo del auto como posadera
Y sentarse a tender una mirada perdida.
Dudo haber fundado la costumbre de viajar al norte,
Conducir un par de horas para llegar a encender nuevamente
El último cigarrillo y volver a decir basta.
Desde el mirador, de espaldas a la ciudad, mi voluntad y ojos
No resisten, corren hacia ella para divisar dos siglos muertos
Devueltos en imagen al presente.
Aunque la línea marina alzó su voz,
La esbelta carroña de las horrendas aves pudo más.
El sol se está poniendo y no logro erguir la cabeza.
La especie que se reduce en mí dibuja un animal altivo,
De ciudad, que no sabe vivir. He perdido el alma de las cosas.
Lo natural es una excusa, habito en el papel.
Estoy aquí, vuelvo a esquivar la vista, a inclinar el rostro
Y a encontrar antes del suelo a mi hoja.
Solo escribo para alargar mi partida.
Me es imposible resistir el asalto.
Cierro los ojos para divisarlo todo con la mente.
Respondo al momento y escribo:
He conocido un lugar donde contenerse es imposible,
Todo aquí son olas para coronar y caer.